Desaparece comiteco en desierto de Sonora

Comitán de Domínguez.- Romeo Santiz Hernández, de 24 años, que vivía en el barrio Jerusalén, se perdió el pasado 29 de septiembre en el desierto de Sonora, en territorio de los Estados Unidos, cuando buscaba llegar a Tucson.

Isidro Santiz López, padre del joven tojolabal, contó que su hijo salió de Comitán el sábado 26 de septiembre con dos jóvenes más del barrio Jerusalén, y que el 27 por la madrugada los tres cruzaron la frontera México-Estados Unidos, cerca de Sásabe.

En un primer grupo, fueron dos jóvenes tojolabales los que salieron con el coyote y más tarde partió Romeo para adentrarse hacia territorio de los Estados Unidos, al lado de un guatemalteco, al aprovechar la poca vigilancia de la Patrulla Fronteriza.

Fue dos días después de permanecer en territorio de los Estados Unidos, que Romeo le dijo al coyote “ya no puedo caminar más”.

El coyote le pidió al tojolabal que caminara por una brecha donde pasa Migración para que pudieran verlo. Después, el guía siguió su trayecto al lado del guatemalteco.

En un punto cercano a Arivaca, en Pima, Arizona, se quedó esa madrugada el tojolabal, en espera de ser visto por la Patrulla Fronteriza y desde entonces no se sabe nada de él.

Los otros dos tojolabales que habían salido primero fueron interceptados cerca de Tucson y horas después fueron deportados hacia México y hoy están en Comitán.

El guatemalteco siguió al lado del coyote y ese martes 29 de septiembre había conseguido burlar la Patrulla Fronteriza, durante dos días de caminata en el desierto.

La familia de Romeo ha hablado con el guatemalteco y les ha contado que ya tiene trabajo en los Estados Unidos, pero de su compañero de travesía no sabe nada.

Isidro Santiz López cree que su hijo está detenido. “Esperamos que algún consulado de México en los Estados Unidos nos pueda ayudar para localizar a mi hijo”, suplicó. (Fuente: Alerta Chiapas)