Despiden a seleccionador de Perú por mantener relación con una jugadora

Perú.- El exseleccionador femenino de fútbol de Perú, Doriva Bueno confesó este martes que mantiene una relación sentimental con la jugadora María José ‘Maca’ López, pero negó que haya utilizado este vínculo para beneficiarla en las convocatorias y en distintas decisiones técnicas.

Doriva Bueno se desvinculó de la selección después de que la Federación Peruana de Fútbol (FPF) le rescindiera el contrato la pasada semana, tras haber sido investigado luego de las quejas presentadas por las jugadoras de Alianza Lima Adriana Lúcar y Myriam Tristán, quienes abandonaron la última concentración en señal de protesta.

“Estoy con ella, pero eso no indica que haya beneficiado a la chica o que haya estado en las convocatorias por estar conmigo. Que se dijera eso me molestó porque no es la verdad”, aseguró Bueno a la radio peruana Ovación.

“Yo soy responsable de mi vida personal y está separada de mi vida profesional. Mi vida profesional la evalúa la Federación pero nunca mezclé mi vida profesional con la personal”, agregó el técnico.

El entrenador brasileño consideró que ‘Maca’, que milita en el Botafogo brasileño, “es una jugadora que tiene capacidad y lo ha demostrado, ya antes ha estado en la selección”.

Bueno se ratificó en su postura de que Lúcar y Tristán no quisieron viajar con el resto de la selección a Ecuador para disputar dos partidos amistosos porque estaban en desacuerdo con los dorsales que les habían asignado.

“Ellas querían tener los mismos números que tienen en sus clubes pero la calidad de un atleta no está en el número de la camiseta”, insistió el técnico.

“Es una pena que las chicas tomaran ese tipo de comportamiento. No pensaron ni un poco en el fútbol femenino. Me da mucha tristeza porque son dos atletas a las que yo les abrí la puerta en la selección”, añadió.

Federación Venezolana de Fútbol pide investigar a exseleccionador acusado de abuso

Las dos futbolistas rechazaron en su momento que su decisión de abandonar la concentración peruana el mismo día que el equipo viajaba a Ecuador se tratase por los dorsales, y que el malestar era por un motivo mayor que en su momento ellas prefirieron no desvelar.

Para la exseleccionadora Vivian Ayres, quien estuvo a cargo del combinado peruano antes que Bueno, la queja de los dorsales “fue la gota que colmó el vaso”. “Se equivocó en las decisiones, el número 11 era de Myriam y lo estuvo llevando ‘Maca’, y pudo ser la gota que derrama el vaso. Es un tema muy delicado y al final esto le ha costado el puesto””, señaló Ayres a Ovación.

“Muchos criticaban que ella no estaba en condiciones para estar jugando en una selección. Uno puede entender que a él puede gustarle pero el tema va que ya se especula el por qué es convocada si no ha hecho los méritos”, agregó.

Desde el 15 de octubre la selección femenina de Perú está temporalmente en manos de Conrad Flores, miembro del equipo técnico de la FPF, que debe decidir quién asumirá el cargo de manera definitiva.

Con información de SUN

Foto: El Universal

error: Alert: Content is protected !!