Milán de nuevo en el centro de la pandemia en Italia

Italia.- Fue el epicentro de la pandemia en Italia y en Europa durante la primera ola de coronavirus, y ahora la región de Lombardía y su capital, Milán, motor económico del país transalpino, y vuelve a ser la más golpeada en esta segunda ola que está desbordando a los gobiernos del continente.

Aunque las autoridades sanitarias italianas recalcan que en esta ocasión el virus está extendido por todo el país y no hay partes que se salven, a diferencia de la primera ola que afectó especialmente al norte, los datos diarios de COVID-19 muestran la alarmante situación que vive una vez más Lombardía.

De los casi 25 mil nuevos contagios que se registraron el ultimo día en Italia, según los datos del Ministerio de Sanidad, cerca de un tercio (7 mil 558) correspondieron a Lombardía, que ya acumula más de 170 mil de todos los casos totales del país desde el inicio de la emergencia (cerca de 590 mil).

Uno de los aspectos más inquietantes es que de las pruebas de detección efectuadas el último día en la región, unas 41 mil, la tasa de positividad fue del 18.5 por ciento, muy por encima de la media nacional en torno al 12-13 por ciento.

De los 205 fallecidos registrados las últimas 24 horas, casi una cuarta parte (47) fueron en Lombardía, donde ya han muerto 17.357 personas, un 45,7 por ciento de las 38 mil víctimas de toda Italia.

La situación es especialmente preocupante en la provincia de Milán, donde ayer se registraron más de 2 mil 700 de los nuevos contagios en la región, y de ellos mil 92 en Milán capital.

Unos datos más de 10 veces peores que en dos de las provincias lombardas que en la primera ola vivieron situaciones dramáticas: Bérgamo, donde aun no se ha olvidado la imagen de las caravanas de camiones con ataúdes, o Lodi, que alberga el pueblo de Codogno, donde se detectó el primer caso autóctono en Italia.

Los expertos que asesoran al Gobierno italiano han dado la voz de alarma sobre la expansión del virus en Lombardía, pero tanto el ejecutivo regional de Attilio Fontana (de la ultraderechista Liga), como el alcalde de Milán, Giuseppe Sala (del Partido Democrático, PD), se resisten a declarar confinamientos en medio de las protestas de diversos sectores económicos afectados por los cierres parciales decretados hasta ahora.

Guido Bertolini, el máximo responsable de Urgencias en Lombardía, señaló que “la situación en urgencias es dramática” y pidió “que se apliquen medidas más restrictivas para contener la propagación del virus en toda la región, o al menos en las zonas de mayor riesgo, como Milán, sin demora y a pesar de su impopularidad”.

Dijo que “las últimas medidas representan un paso adelante, pero lamentablemente no son suficientes”.