“Una experiencia única”: millonario Richard Branson logra su sueño de viajar al espacio

Estados Unidos.- El multimillonario Richard Branson logró su apuesta: tras fundar Virgin Galactic hace 17 años y pasar toda una vida soñando con cruzar la última frontera, el británico pasó el domingo unos minutos en el espacio a bordo de una nave de su propia empresa de turismo espacial.

VSS Unity, la nave de Virgin Galactic en la que iba Richard Branson con dos pilotos y otros tres pasajeros, pasó unos minutos en el espacio, a 86 kilómetros de altura, antes de descender y aterrizar en Nuevo México.

“Una experiencia única en la vida”, comentó Branson poco antes de volver a la estación Spaceport America y convertirse en el primer multimillonario en viajar al espacio en una nave desarrollada por una empresa que él mismo fundó, adelantándose así a Jeff Bezos, que espera conseguir el mismo hito el 20 de julio.

“He soñado con este momento desde que era un niño, pero sinceramente nada puede prepararte para la vista de la Tierra desde el espacio”, añadió sonriendo durante una ceremonia posterior al vuelo, en la que él y sus compañeros de vuelo recibieron sus alas de astronauta, antes de abrir el champán para celebrarlo.

Branson tuvo una misión precisa durante este viaje: probar y evaluar la experiencia que vivirán sus futuros clientes.

Otros multimillonarios ya han estado en el espacio en la década de 2000, pero a bordo de cohetes rusos.

Elon Musk, fundador de SpaceX y gran rival de Bezos, estuvo presente en el evento de este domingo y felicitó a Branson por su “magnífico vuelo” a través de Twitter.

Tras el éxito del domingo, Virgin Galactic prevé dos vuelos más de prueba para luego iniciar operaciones comerciales regulares para principios de 2022.  Y, a largo plazo, pretende realizar 400 vuelos al año desde Spaceport America.

Unos 600 boletos ya han sido vendidos a personas de 60 países por un precio de entre 200.000 y 250.000 dólares.

Aunque Branson siga repitiendo que “el espacio es de todos”, la aventura sigue estando al alcance de unos pocos privilegiados.

La competencia en el sector del turismo espacial, cuyo inminente inicio se viene anunciando desde hace años, se aceleró vertiginosamente este mes: el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, también tiene previsto surcar los cielos el 20 de julio con su propio cohete, bautizado New Shepard y desarrollado por su empresa Blue Origin.

Con información de SUN

Foto: El Economista