“Consumidores piden fiado; dejan de comer cárnicos”: ANPEC

México.- Ante la situación económica actual, las familias registran una caída de ingresos que se refleja en un menor consumo de cárnicos, embutidos, frutas y productos de altos precios, concentrando sus compras en arroz, huevo y frijol, mucho de lo cual compran fiado, dijo el presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), Cuauhtémoc Rivera.

Los comerciantes pequeños han visto una disminución en el promedio del ticket mensual de entre 15% a 25% en lo que va del año, lo que tiene que ver con que muchos de los consumidores tuvieron una baja en sus ingresos o no tienen trabajo.

En videoconferencia en la que presentó “Desafíos de la reactivación microeconómica”, Rivera explicó: “La inflación se ha encargado de aguar la fiesta, por eso decimos que en algunas regiones la tendencia es que el 78% de los encuestados dice: ‘Me siguen pidiendo fiado’ y los que me pedían fiado incluso se incrementa la cartera de clientes que piden fiado en un promedio de 12% a 15% más”.

Esa situación tiene que ver porque las personas “no tienen empleo, bajaron sus ingresos, tiene una desgracia que los acaba asfixiando y obliga a lo fiado. En algunas partes se incrementa. Me atrevería a decir que en un 12 a 15% se ha incrementado lo fiado porque evidentemente estamos en una transición y estamos de acuerdo en que la inflación no ha acabado de develar todo su rostro”.

Expuso que aunque se observa una reactivación de la economía, “no vemos que se refleje en el consumo, es decir, las ventas no están consolidadas, no se ve en el consumo”, sobre todo se observa que las personas dejaron de consumir productos de marca y ahora compran a granel.

“Lo complicado de las ventas está ligado con el incremento de los alimentos esenciales, como los cárnicos. Ante el encarecimiento de los productos, por ejemplo, en frescos, no solo de cárnicos, muchas frutas están cada vez más caras y ya se ha reducido el padrón de consumo de frutas, legumbres y verduras, y donde la gente concentra su alimentación”.

“La proteína que más se consume en el país es el huevo, los granos que más se consumen son maíz, tortilla, frijol, el arroz, el huevo, algo de pasta, aceite, sal, pan, lácteos, leche, queso, un queso el más popular es el que menos costo tenga”, explicó.

Por ejemplo, ahora se busca más comprar plátano pero no de primera calidad, sino la que tiene menor precio que regularmente no es la fruta más fresca.

Para enfrentar este aumento de la inflación en casi 6% “lo que ha hecho la gente reduciendo la canasta o cerrando la canasta básica, los embutidos no se consumen en segmentos populares, no se consumen los embutidos, ha sido reducido su consumo en casa”.

Afirmó que la gente no aguantaría un aumento de los impuestos ni incluso del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) con el que se grava a los alimentos con alto contenido calórico.

Añadió que ha surgido mucha informalidad con la que se enfrentan los pequeños comerciantes. Aunque de las 300 mil tienditas que desaparecieron el año pasado, aproximadamente 150 mil se reabrieron.

Con información de SUN

Foto: El Porvenir