La batalla para mantener la liga de baloncesto mexicano en plena pandemia

Se busca retomar la actividad pese a que algunos cuadros se niegan a participar en la competencia.

En plena época de pandemia en la que varios equipos se han negado a participar en la liga de baloncesto, los Astros de Jalisco se han mantenido firmes en su deseo de competir, con el mismo entusiasmo que varios aficionados que incluso apuestan en favor de sus equipos favoritos con el Código Bonus.

A comienzos de septiembre, la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) empezó una temporada distinta en plena época de pandemia, con un calendario acortado. Pese a que el baloncesto no es el deporte más seguido en México, a fin diferencia de la liga de fútbol, sus jugadores más importantes son conocidos. Incluso los partidos que se disputan en la LNBP generalmente cuentan con un importante marco de público.

Y es que los enormes cambios que ha tenido el campeonato mexicano de baloncesto se explican en la situación del país. Solo al inicio de la misma, México ya había rebasado las 650.000 infecciones del nuevo coronavirus confirmadas y 70.000 fallecimientos relacionados a él.

Pese al panorama adverso, la liga nacional de baloncesto confía en conocer al campeón de esta edición con un desarrollo bajo las normas de seguridad y salud. La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), el ente regulador de las reglas de este deporte a nivel mundial, y la Organización Mundial de la Salud han brindado protocolos de bioseguridad para que diferentes campeonatos a nivel mundial puedan jugarse sin problemas.

Alonso Izaguirre, comisionado de la LNBP, destacó el trabajo del organismo para poder realizar la temporada de baloncesto “con un mensaje de optimismo y esperanza a toda nuestra afición y a todo México”. El mismo consiste en crear miniburbujas en hoteles para los jugadores de los 12 equipos y todo su staff en cada ciudad. Es así que el transporte se desarrolla en omnibuses de uso exclusivo y desinfección durante cada 15 días, salvo que muestren síntomas entre las pruebas realizadas dos veces durante cada día.

“No ha sido fácil. Las circunstancias y los recursos, los presupuestos de cada uno de los equipos aquí en México son diferentes a los de otras ligas. Sabemos que tenemos recursos limitados. Pero si todos estamos unidos en una causa, con un propósito, creo que podemos avanzar en medio de esta pandemia. De esta manera, estamos tratando de complementar la falta de recursos con conciencia”, reconoció Izaguirre a NY Times en español.

Cabe destacar que en el desarrollo de las dos primeras pruebas han sido hasta ocho los jugadores de cuatro escuadras que dieron positivo en la prueba de coronavirus. En tanto, ya son siete los que dejaron de estar aislados y se han reintegrado a la competencia.

Un caso emblemático de la actualidad es el de Karim Rodríguez, un basquetbolista mexicano-estadounidense que actúa en la LNBP, quien es uno de los que está en cuarentena tras haber dado positivo. Es así que ocupa su tiempo en videollamadas con su esposa y sus hijos en California y ocupa su tiempo en videojuegos o lo que fuese mientras termina esta etapa.

Rodríguez es veterano de ocho temporadas en la LNBP y es consciente de que este procedimiento es vital para evitar más contagios.

error: Alert: Content is protected !!