Cómo posicionar una empresa de odontología en la red

La evolución de las comunicaciones en años recientes ha permitido la divulgación masiva e instantánea de la información. Esta nueva realidad, en la que todos estamos interconectados a través de la web, ha dado pie al surgimiento y expansión de todo tipo de empresas. 

La emergencia sanitaria mundial que atravesamos desde 2020 hizo imperativo aprovechar los canales de comunicación digital. En muchos países se ha extendido la cuarentena, total o parcial. Esto ha ameritado que diversos sectores económicos den el paso definitivo hacia las operaciones en línea, abarcando desde la actualización de los profesionales hasta la promoción de los productos. 

Las empresas médicas y odontológicas han recurrido a estrategias de marketing digital, que se suman a la recomendación boca a boca entre clientes para darse a conocer. En tal sentido, la creación de contenido de valor es esencial para las distintas especialidades.

El video marketing, clave para el posicionamiento de empresas odontológicas

El videomarketing es una forma de mercadeo digital que se apoya fundamentalmente en contenido audiovisual difundido a través de redes sociales. Es altamente efectivo: los videos son consumidos por 9 de cada 10 internautas y son el tipo de publicación que genera más tráfico en internet (+80%), según estudios de HubSpot. Lo antes dicho es más que razón suficiente para contar desde ahora con un editor de videos online.

El video, la preferencia

Debido a su alta demanda, Google, Bing y otros buscadores populares colocan las entradas con videos en los primeros lugares. También están bien ubicados en los algoritmos de redes sociales como Instagram y Facebook. En esta última plataforma, los videos obtienen al menos 3 veces más interacción respecto a otro tipo de posteos. 

Se proyecta que dicha tendencia continúe afianzándose en años venideros. Las redes sociales están en constante optimización, con el fin de mostrar contenido relevante y adaptado a las preferencias de los usuarios. Al obtener más interacciones, los videos aparecen en el inicio y las búsquedas con más frecuencia, consiguiendo aún más comentarios, guardados y compartidos. 

La eficacia es la clave

Es una dinámica de retroalimentación entre oferta y consumo de contenido digital. Adicionalmente, el videomarketing es considerablemente más eficaz que otros métodos de mercadeo en línea para conseguir visitas al landing page. En promedio, tiene un 30% más de radio de cliqueo que el email marketing. Y sí, las tendencias dentro del campo odontológico (y de la gran mayoría de oficios) apuntan a usar videos con fines educativos, ajustados a los requerimientos actuales. 

Por todas las razones antes mencionadas, resulta indispensable para un profesional de la salud dental o clínica odontológica hacer campañas audiovisuales. No menos importante resulta para las empresas asumir el imperante cambio. De hecho, se puede decir que la inclusión de videos es una acción determinante para cualquier compañía, y no solo para mejorar el posicionamiento SEO, sino para evitar un eminente descalabre económico.

El contenido educativo es una necesidad 

Las especialidades médicas demandan formación durante toda la vida profesional. Si bien la pandemia del COVID-19 y el subsecuente confinamiento han traído cambios significativos en las prácticas, la instrucción es un aspecto que no se puede aplazar. Así lo han entendido los centros hospitalarios y de investigación, privados y estatales. De allí que haya gran cantidad de contenido educacional online al respecto, gratuito o pago.

En este sentido, los videos son un recurso del que echan mano las instituciones para difundir y hacer partícipe a la población de políticas sanitarias. En España, la FDE y el Consejo General de Dentistas se han propuesto brindar a los especialistas de la rama dental distintos talleres gratuitos, disponibles en sus plataformas oficiales. Desde el año pasado han destacado cursos sobre acciones de protección contra el COVID-19 en el consultorio, durante y después de la cuarentena. Todo a través de herramientas y videos en línea.

Ahora bien, más allá de las circunstancias sanitarias del presente, la odontología y sus ramas se han caracterizado por la modernización constate. Tanto los procedimientos como los materiales y su utilidad son sensibles a la innovación, conforme avanza la investigación y hay mayor disponibilidad de recursos. Un ejemplo claro es la transnacional 3M, la cual ha sobresalido como una de las primeras empresas internacionales en ofrecer capacitaciones y congresos de salud dental online, desde hace varios años.

En la actualidad, la oferta de cursos y maestrías por internet en este campo va en aumento, de parte de universidades, empresas y fundaciones diversas. Las propuestas van dirigidas a médicos, enfermeras, técnicos dentales y todos aquellos interesados en profesionalizarse. La modalidad que triunfa en cuanto a la enseñanza odontológica, mezcla la presencialidad con el estudio online.

¿Qué se necesita para promocionar servicios dentales o cursos en la web?

Una compañía odontológica, como cualquier otra, requiere de estrategias de marketing definidas para ganar clientes. Estas incluyen la creación de un sitio web y cuentas de empresa en redes sociales, el uso adecuado de las herramientas y la producción de contenido de calidad. 

Al diseñar un sitio web propio, no se debe olvidar añadir menú de opciones y formas de contacto visibles, de fácil acceso. El home ha de ser llamativo y contener más información gráfica o audiovisual que bloques de textos. Esto también favorece la visualización en dispositivos móviles, un aspecto de suma importancia si se desea obtener visitas.

Las cuentas en distintas redes sociales deben compartir elementos gráficos que conformen una identidad visual. Para ello, se recomienda acudir a profesionales en branding corporativo. Es de mucha ayuda que contengan links a la página web y se fomente la navegación entre cuentas. Así como incluir hashtags keywords, necesarios para el posicionamiento.

Las ADS y funciones para empresas que ofrecen plataformas como YouTube, Instagram, Twitter y Facebook son alternativas excelentes. Convienen aquellas que faciliten llegar a más usuarios cercanos geográficamente, en el caso de ofrecer consultas presenciales o servicios dentales.

Por otro lado, la calidad de las publicaciones no se refiere únicamente a la validez y pertinencia de la información, no, sino también a la realización. La mayor parte de los videos que vemos en redes sociales han sido grabados con el teléfono móvil, por lo que, para empezar, no se precisan más equipos. La adquisición de un editor de videos online, fácil de usar y con integración de recursos externos —como Clipchamp—, es una gran inversión. Este recurso permite realizar recortes, transiciones y saca lo mejor de las tomas. Al ser videos explicativos, estas deben ser lo más nítidas y detalladas posible.