Marchó la CNTE en Tuxtla; demanda diálogo con AMLO

Representantes de 34 secciones sindicales de 25 estados adheridas a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y docentes, marcharon este jueves en Tuxtla Gutiérrez en repudio a la reforma educativa y para exigir la reapertura de la mesa de negociación con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La marcha reunió a miles de educadores de las secciones sindicales de la Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Zacateca y otras, que salieron del sector oriente de la ciudad a la plaza central donde concluyeron con un mitin.

Pedro Hernández Morales, dirigente de la Sección 9 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), dijo que el Décimo Cuarto Congreso trazará una nueva ruta; se definirá una perspectiva clara contra la reforma educativa, “una perspectiva de una construcción y educación emancipadora para nuestro pueblo”.

Se tiene, abundó, una reforma educativa que no ha terminado de irse; en el marco de la pandemia, después de “una guerra” contra el magisterio, que implicó decenas de maestros presos, asesinados, despedidos, y muchos problemas más, “se empieza a solucionar y se ha detenido desde diciembre pasado”.

Gamaliel Guzmán, secretario de la Sección 18 de Michoacán expuso que después de ser atendidos 18 ocasiones por el presidente López Obrador, con seis mesas temáticas, con problema generales y una más enfocada a maestros de Chiapas, no existen avances.

En Chiapas, precisó Guzmán, se tienen 33 cesados de la dirección, en Jalisco, 96 están suspendidos; en la mesa de justicia, se tienen maestros presos que lucharon contra la reforma educativa, y otros también recluidos por defender causas sociales.

“Esas son las razones, puntualizó, para exigir que se reanuden las mesas con el presidente López Obrador, y no sólo sea atención, porque queremos reconocerlo, hemos tenido buena atención en el Palacio Nacional, pero no nada más eso, reunirnos para que haya soluciones concretas y tangibles y estamos exigiendo a través de diferentes movilizaciones”.

De aquí, confío, surgirá un plan de acción para lograr nuevamente que se siente el presidente López Obrador con la CNTE, con mesas de carácter resolutivo. (Fuente: El Universal)