Piden justicia para familia atropellada en Huixtla

El conductor de una camioneta viajaba a exceso de velocidad y arrolló a una familia que viajaba en motocicleta. Del accidente, registrado el martes en Huixtla, falleció Éver Diego Marroquín, mientras que su esposa Brenda García y su hijo menor de edad se debaten entre la vida y la muerte.

Debido a que el culpable no fue detenido y al parecer está prófugo, familiares y allegados a Diego llevaron este miércoles su ataúd a la entrada de la Unidad Integral de Investigación y Justicia Restaurativa, de la Fiscalía General del Estado (FGE), con sede en esta misma localidad, para reclamarle a la autoridad su inoperancia.

“¡¿Estas son las autoridades que dan la cara al pueblo!?”, se escucha la voz de un hombre que reclama a las afueras de la mencionada dependencia; luego, otra voz, el de una mujer al parecer mayor, reclama: “¡Cobardes, vendidos!”

Lo único que exigen, dice otra mujer que está rodeada por al menos un centenar de personas, es que se haga justicia y que no quede libre “el criminal”.

Mientras otros protestantes reclaman en voz alta, se perciben los sollozos de algunos presentes, quienes insisten en que de forma cruel se acabó con la vida de una “familia luchadora, trabajadora, que no le hacía mal a nadie”.

A pesar de que duraron varios minutos a las afueras de esa instancia, ningún funcionario los quiso atender, por lo que seis varones levantaron de nueva cuenta el féretro para llevarlo al panteón donde sería inhumado. (Fuente: La Silla Rota)