De apagones y pobreza

De apagones y pobreza

Por Fernando Hinterholzer Diestel

El invierno de esta temporada ha sido especialmente más crudo para la serranía de la zona fronteriza de Chiapas. Las intensas lluvias que cayeron durante el 2020 presagiaban ya bajas temperaturas en los municipios de Siltepec, La Trinitaria, Amatenango de la Frontera entre otros, y la población no tiene más calefacción en estos paramos desolados que la leña que recolecta en los bosques cercanos, con la consabida depredación de los mismos, tal y como sucede en todo el territorio nacional, con lo cual continuamos degradando nuestro medio ambiente y abonando a este cambio climático que destruye poco a poco nuestro entorno natural. Lamentablemente no hay una educación ambiental asertiva, ni autoridades que verifiquen y detengan la destrucción cotidiana de nuestros bosques y selvas, es la pobreza, si básicamente la carencia de elementos materiales para sustituir la leña por otros elementos para cocinar y para resguardarse de los fríos inclementes en las zonas serranas de Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Puebla, Edo. México en todo el país. Y evidentemente la pobreza material de millones de habitantes de las zonas rurales hace imposible que puedan tener a su alcance el gas para sus necesidades más básicas. Cuanto cuesta un tanque de 30 litros en Chiapas o en Guerrero más de 600 pesos, lamentablemente fuera del alcance de los más pobres de los pobres. Y ahora a la imposibilidad de acceder al gas para uso doméstico, la población de toda república sufre por los “Apagones”, técnicamente hablando son “cortes de carga rotativos” quitan el servicio eléctrico de 7 a 11pm cada día. La escasez de gas natural en muchas entidades de México ha afectado de manera significa, no solo a los más pobres, sino a la actividad económica de todo el país, empresas automotrices en paros técnicos y grandes empresas industriales paralizadas por la escasez del hidrocarburo. En nuestro país la electricidad se produce principalmente con gas natural suministrado a la CFE y la mayor parte de este combustible se importa de EU a través de gasoductos conectados con el sur de Texas, las condiciones climatológicas extremas generaron que los precios del gas se incrementaran y el gobierno texano decidió no vender gas a México.

 Los apagones de energía comenzaron en Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas, pero también ha habido otros en Quintana Roo y Yucatán, y hoy en día se han ampliado a distintas regiones de la República incluido Chiapas. La respuesta oficial de la CFE es por demás burocrática y tramposa, culparon primero a los incendios de pastizales en Tamaulipas y ahora la responsabilidad es del clima y la falta de gas proveniente de Texas, por la congelación de ductos causados por las heladas, lo cual es cierto, pero a medias como todo en la 4T. No hay gas simple y sencillamente porque la empresa paraestatal no dispone de depósitos para reservar gas por más de 48 horas y la mayoría proviene de Estados Unidos. Pero la realidad muestra que el problema no es el clima, “sino las políticas que el gobierno federal, por medio la CFE y la Secretaría de Energía”, quiere obligar a echar atrás, la reforma energética neoliberal, alentando en el H. Congreso de la Unión, una contrarreforma que además de ser ilegal e inconstitucional, busca ir en contra del Acuerdo de Paris para detener el cambio climático, de las nuevas políticas de Biden en los EU y por supuesto regresar la posición monopólica a la CFE, basados en la utilización de combustibles fósiles, y ya casi lo logran. No tenemos gas ni somos autosuficientes, porque el gobierno de la 4T se ha dedicado a bloquear por cuestiones ideológicas, las inversiones privadas en el aprovechamiento de yacimientos de gas situados en distintas entidades del país y, en particular, en la Cuenca de Burgos, ubicada en municipios de Tamaulipas, Nuevo León y de Coahuila, exactamente, la misma región que sufrió el primer gran apagón hace un par de semanas. Pero curiosamente ese yacimiento abarca también el estado de Texas, y en ese estado de la Unión Americana si se extrae el gas, el cual se podrá extraer de lado mexicano de la frontera y venderse en México.

De esta manera, observamos que el gas es el insumo básico para la generación de energía eléctrica, justamente por eso, el país requiere una diversificación su oferta de energía, pero esto es algo que no entienden los funcionarios de la 4T, como buenos “analfabetas funcionales”, que solo saben decir que “Si” a su “preciso”. La reforma eléctrica obradorista solo incrementará la dependencia de toda la nación a la paraestatal CFE y sus energías obsoletas. Pésima estrategia para nuestro gobierno nacionalista y setentero. Seguramente que la 4T pone de pretexto por la falta de gas, a los empresarios eléctricos privados para de esta manera tener más razonamientos en favor de casi ya aprobada reforma eléctrica, pero la realidad de las cosas es que la culpa por la escasez de gas proviene en gran medida por la falta de previsión de CFE y de su falta de capacidad de almacenamiento. Casualmente, una de las primeras medidas que tomó la señora Nahle al comienza de esta administración fue derogar las reglas de almacenamiento de gas natural. La contrareforma presentada por el Ejecutivo para  dizque defender “la soberanía energética”, obligando a adquirir  energía eléctrica más costosa y sucia sólo porque es la que produce la Comisión Federal de Electricidad es la idea más mala y contaminante que se haya propuesto en años, pero esta es la línea de la 4T, si damos cuenta de los de millones de dólares que han ido a la basura con Pemex, ahora gastaremos el dinero que no hay en la CFE, en lugar de vacunas contra Covid, medicamentos oncológicos, apoyos para Mypimes, apoyo a desempleados vaya tragedia ,” pero primero los pobres” para que aumente su número.

ES CUANTO

ADENDDUM: hervidero de pasiones en San Cristóbal las Casas por la candidatura de Morena a la presidencial municipal, con la imposición de Juan Salvador Camacho Velasco por dedo directo del impresentable y corrupto Manuel Velasco exgobernador chiapaneco, han surgido muchas voces en contra y el pleito escalará hasta el mismísimo gobernador Escandón. Inclusive ya comparan el caso con el de Salgado Macedonio en Guerrero. Que no se hagan los morenistas coletos, la mejor elección para Sancris se llama Carlos Herrera con una trayectoria de más de 23 años haciendo gestiones y ayudando a la población.