La mafia del poder

ENSALADA DE GRILLOS

Por Ciro Castillo

LA MAFIA DEL PODER

AMLO siempre ha tenido como bandera el combate a la corrupción y cuando se refiere a ella habla de la mafia del poder. El asunto es que, aún con la Cuarta Transformación el problema sigue.

Este es el caso de la familia que por sexenios ha encabezado Roberto Aquiles Aguilar Hernández, quien ha “bailado” en varios partidos políticos y se ha servido con la cuchara grande.

Él, su hija Iris Aguilar y su hijo Roberto Jr., bien podrían ser parte de eso a lo que siempre se refiere Obrador…

TODO QUEDA EN FAMILIA

El PRI anuncia con “fiesta” que la diputada Iris Aguilar Pavón deja al Partido Chiapas Unido para incorporarse a las filas del “tricolor”.

Obviamente, la diputada, hija de Roberto Aquiles Aguilar Hernández, va por la diputación del Distrito Federal Dos que abarca una veintena de municipios, entre ellos Simojovel, Huitiupán, Bochil, El Bosque, Ixhuatán y Chilón, donde ellos mandan.

Suena Jonathan Molina, como posible candidato de Morena, para competir por el mismo distrito, pero la tiene complicada porque la familia Aguilar Hernández tiene todo el poder en la región.

Tras la renuncia, nomás para darnos una quemadita, quien sube al cargo pues ahora es diputada suplente es María Guadalupe Meneses de Paz, mamá de Sergio Zenteno Meneses, quien a su vez podría ser candidato a la presidencia municipal de Bochil.

Zenteno Meneses, hijo de la suplente de la diputada Iris Aguilar Pavón, es el mayor proveedor y contratista en Bochil y otros municipios de la región, bajo la tutela de su novia-pareja, la legisladora que ahora vuelve al PRI.

Aurelia Sánchez López, presidenta Municipal de El Bosque, es otro ejemplo del control que la familia Aguilar Hernández tiene en la región, pues no se mueve ni una tuerca sin el consentimiento de la diputada Aguilar Pavón.

Los alcaldes que se rebelan, como es el caso de Gildardo Zenteno Moreno, de Bochil, porque ya son demasiados “los moches”, sufren la ira familiar.

Para acabar de completar la película, basta recordar que Roberto Jordán Aguilar Pavón, “Roberto Jr”, es presidente municipal de Ixtapa, donde buscará la reelección, claro, con amenazas, promesas y dinero público…

NI EN PINTURA

A propósito de mafias, al que no quieren ver ni en pintura, los fundadores de Morena en San Cristóbal, es al ahora diputado con licencia, Juan Salvador Camacho Velasco, quien en su segundo apellido lleva la penitencia.

Los morenistas coletos hicieron hasta una protesta porque simplemente no quieren saber nada de la herencia de Manuel Velasco y porque consideran que hay otros que pueden ser candidatos a la alcaldía de San Cristóbal, menos Salvador Camacho…