Palazuelos

A ESTRIBOR

Por Juan Carlos Cal y Mayor

PALAZUELOS

Cometen un error quienes pretenden subestimar al actor Roberto Palazuelos como candidato al gobierno de Quintana Roo. Claro que cuando un sector que se asume pensante y quisiera tener políticos con perfiles -incluso profesionales- más ad-hoc, ve este tipo de candidaturas y se les pone los pelos de punta. Sin ir muy lejos y sin ser siquiera “famosos” tenemos a gobernantes cuyo comportamiento, desenvolvimiento y preparación dejan mucho que desear. 

En los hechos el electorado pensante representa una minoría. Las más de las veces influyen otros factores. Y no estamos hablando de lo que debiera ser sino de lo que realidad sucede. Solo así se explica la clase de pintorescos políticos que tenemos. Salgado Macedonio a pesar de los shows televisivos que hace 20 años se conocieron, la manera tan soez de conducirse como representante federal y las acusaciones sobre acoso sexual de que fue objeto; todavía se dio el lujo de poner a su hija a gobernar Guerrero. 

Ya es historia contar que han sido diputados actores y actrices como María Rojo, Carlos Bracho, Carmen Salinas, Don Ignacio López Tarso y Sergio Meyer. Y esto sin dejar de mencionar a Cuauhtémoc Blanco, el ídolo deportivo ahora gobernador de Morelos. El virtuoso músico Horacio Franco fue asambleísta al igual que el actor de la “Ley de Herodes” Damián Alcázar -cargo de dejó por compromisos actorales- pero sigue siendo un furibundo defensor del presidente López Obrador. En Tuxtla tuvimos como diputado al buen amigo “El Chunco” que pasó de un programa de entretenimiento en la radio al Congreso de la Unión. Así que de eso nadie se escapa. 

Los italianos tuvieron como presidente al magnate de la televisión Silvio Berlusconi, que posaba con modelos de Play Boy. Volodímir Zelenski es un actor, comediante, guionista, productor, director y ahora político ucraniano que ganó las elecciones en su país y se desempeña desde mayo de 2019 como presidente de Ucrania. Para no ir tan lejos, los guatemaltecos eligieron en 2015 como presidente a Jimmy Morales el cómico más popular de su país. 

Veámoslo desde otro enfoque, ningún precepto legal o constitucional les impide ejercer sus derechos como ciudadanos a ser elegidos. Son tan ciudadanos como cualquiera de nosotros. En el caso de Palazuelos, puede ser que durante su carrera como actor haya dicho y declarado cualquier cantidad de cosas. Contaba, sin empacho alguno, la vida de junior que compartía con los hijos de los expresidentes. Ahora en su reality show, que es precisamente eso, “un Show” la hace de Mirrey, un poco en broma y serio, pero ya salieron feministas a decir que se “cosifica” a las mujeres. 

El hecho es que Palazuelos es sin duda un enorme influencer y hasta más conocido que muchos de nuestros políticos. Es el reflejo de lo que somos, de lo que nos interesa como sociedad. En nuestro país, al igual que otros, tiene más “jale” un partido de futbol o un pleito de Alfredo Adame. Nos hemos convertido en la “sociedad del espectáculo” como dice Vargas Llosa. Más allá de la frivolidad hay que ver la rentabilidad electoral. Eso le ha valido críticas a Dante Delgado, el dirigente nacional de Movimiento Ciudadano. Puede que mi opinión no le agrade a mis lectores, pero creo que al actor y empresario no le falta perfil -ya son varios los empresarios que han gobernado aquella entidad- ni la posibilidad real de ganar la elección y de ser ¿por qué no? un buen gobernador.

error: Alert: Content is protected !!