¡Ya basta de asesinatos!

Í N D I C E

Por Ruperto Portela Alvarado

¡AL GRITO DE JUSTICIA!

Otra vez al grito de “YA BASTA”, un lamento que se pierde en la inmensidad de la violencia, la ineptitud de las autoridades y la impunidad cómplice ante tantas agresiones a nuestro gremio periodístico y asesinatos que se prometen esclarecer, pero que terminan en el olvido y el valemadrismo oficial.

La lista de compañeros periodistas asesinados en tiempos pasados y recientes, es larga y en ninguno de los casos se ha dado con los responsables intelectuales y materiales o cuando menos lo que las autoridades procuradoras de justicia nos dicen, no es creíble por la desconfianza que se han ganado en este y muchos otros casos de homicidios.

“Estamos investigando”, “se llegará hasta las últimas consecuencias”, “caiga quien caiga”, son frases hechas en cada acontecimiento funesto que los periodistas u otros gremios tenemos que lamentar. Hoy, las marchas, los gritos desesperados de investigación y justicia son por tres periodistas asesinados: MARÍA DE LOURDES MALDONADO LÓPEZ (domingo 23-enero/2022) y MARGARITO MARTÍNEZ ESQUIVEL (lunes 17-enero/2022), en Tijuana, Baja California y, JOSÉ LUIS GAMBOA ARENAS, en Veracruz, del que encontraron su cuerpo desde el 10 de enero, pero identificado hasta el domingo 16.

Antes en Chiapas fueron asesinados arteramente a las puertas de su domicilio: MARIO LEONEL GÓMEZ SÁNCHEZ en 2018 y hace apenas tres meses, FREDY LÓPEZ ARÉVALO, de quienes todavía no se han dilucidados con exactitud y verdad quienes fueron los asesinos. Seguimos en la incertidumbre del “quien sigue” porque “el único mensaje es el de condena, pero no hay resultados creíbles”.

Nuevamente hay que salir a las calles para gritarle al gobierno que frene la violencia contra la sociedad y en este caso las agresiones y asesinatos contra periodistas. No esperamos otros dichos de: “en qué andaban”, “cuídense mucho” o que nos quieran involucrar en conductas y pruebas prefabricadas. No, es urgente que la oficialidad ponga a trabajar a sus cuerpos de seguridad pública, proteja a los ciudadanos y combata la delincuencia.

Hoy son, LOURDES MALDONADO LOPEZ, JOSÉ LUIS GAMBOA ARENAS y MARGARITO MARTÍNEZ ESQUIVEL de Tijuana y Veracruz; pero también eres tú FREDY LÓPEZ ARÉVALO la víctima de un sicario y la inutilidad de un gobierno que todo lo permite. Son ustedes recientemente asesinados, por quienes exigimos a las autoridades seguridad y justicia; pero ayer fueron otros: mi compadre ROBERTO ANTONIO MANCILLA HERRERA, ALFREDO CÓRDOVA SOLÓRZANO, HUMBERTO “Tito” GALLEGOS SOBRINO; hace tres años SINAR CORZO ESQUINCA y casi al término del nefasto gobierno de MANUEL VELASCO COELLO, el corresponsal del diario “El Heraldo de Chiapas”, MARIO LEONEL GÓMEZ SÁNCHEZ, por quienes exigimos justicia, sin que aquí acabe la lista.

Sí, soy reiterativo y exagerado en la exigencia de justicia y protección a los periodistas, pero también a todos los ciudadanos que estamos en riesgo por la nulidad y falta de responsabilidad de las autoridades que le apuestan al olvido y el desvanecimiento de pruebas para justificar su inoperancia.

Por todo eso, hago nuevamente mi pronunciamiento que espero sea de todas las organizaciones sociales, de abogados y de periodistas en general, como lo hemos hecho siempre en estas funestas circunstancias que no se debieran repetir:

P R O N U N C I A M I E N T O:

  Debido a que el Estado Mexicano no ha podido garantizar la vida y el quehacer de los periodistas, desde esta tribuna exijo más responsabilidad oficial en la seguridad pública, se combata la violencia y si no pueden, se recurra a instancias internacionales para que se efectúen las investigaciones de las decenas de casos en los que se ha agredido o ASESINADO a comunicadores en México y Chiapas.

Ante la absoluta impunidad que prevalece en los múltiples casos de asesinatos de periodistas, inclusive de ciudadanos en el país, planteamos, en voz de todos, pasar de las condenas enérgicas y los lamentos a la exigencia de mecanismos que garanticen la participación de organismos internacionales en las indagatorias de cada uno de los casos registrados de periodistas asesinados.

Sostenemos que las instituciones judiciales y el marco legal vigente han resultado inútiles para garantizar la seguridad de comunicadores lo que ha hecho de México un cementerio de periodistas. Llamemos las cosas por su nombre: la pasividad oficial asemeja a complicidad del gobierno federal y en casos particulares, también de Chiapas; por lo que exigimos un ¡Ya Basta de Asesinato de Periodistas!

No sería la primera vez que el gobierno mexicano acepta la colaboración de instancias internacionales para la investigación de crímenes, por lo que en el marco del derecho internacional, exigimos la participación de especialistas de otros países en las pesquisas que permitan acabar con la insultante impunidad que prevalece en los asesinatos de periodistas en México y Chiapas.

Porque, “nada es más grande e importante en la vida que la vida misma, la libertad del individuo y la libertad de expresión”. “El respeto a la Libertad de Expresión fomenta la paz”. “Sin Libertad de Expresión No hay Democracia”, ya que “matar a un periodista confirma que no hay libertad de expresión ni de prensa, con lo que se cancela el derecho de cada mexicano a saber qué pasa en nuestro país”.

¡¡NO MÁS MENSAJES DE CONDENA; EXIGIMOS RESULTADOS!!

¡¡NI UN ASESINATO MÁS DE PERIODISTAS!!…

¡¡NO AL SILENCIO!!..

 #NO SE MATA LA VERDAD, MATANDO PERIODISTAS…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

error: Alert: Content is protected !!