Zoé camina en caballo de hacienda; no habrá burro que lo alcance

Zoé camina en caballo de hacienda; no habrá burro que lo alcance

Por Francisco Gurguha

Quedé esperando las reacciones secundarias respecto al evento de la 112 Asamblea General Ordinaria del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que estuvo a cargo del director general, Zoé Robledo Aburto, que contó con la presencia del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, de gobernadores, senadores, diputados federales, alcaldes y diputados locales de Chiapas.

Leí algunos comentarios en las redes sociales y, la verdad, Zoé se lució con un discurso bien elaborado, cuidado, impecable y elocuente.

El chiapaneco se ganó los aplausos a pulso. López Obrador reveló en el evento por qué es su consentido. Lo abrazó con el corazón. Se notó pues, ese afecto indescriptible para quien ha hecho un trabajo limpio al frente de esa grande y noble institución de salud.

No hace falta decir que, Robledo Aburto es maestro en oratoria, periodista agudo y mordaz, dueño de sus palabras y por ello no requiere que alguien le elabore un discurso o un informe pormenorizado de las actividades que él mismo lleva a cabo todos los días desde las 6 de la mañana hasta que se acaba la noche.

Se ha convertido en un aliado de la 4T en un servicio de gran importancia, sobre todo frente a un fenómeno mundial que ha cobrado millones de vidas y dejado en la incertidumbre también a millones de personas. Manejar el Covid, con un ejército de médicos, enfermeras y todo el personal de salud que ha entregado hasta la vida, es uno de los motores que mueven al chiapaneco para echarle los kilos, justamente porque la unidad ha sido el mayor compromiso para aminorar tan lamentables cifras.

Pero en el terreno político, Zoé ya mostró el músculo sin esteroides; ya mandó mensaje a la comuna; ya pidió el espacio que le corresponde; ya vio de frente a los zopilotes que quieren continuar con la carroña. Ya puso un hasta aquí a los ilusos y pretensiosos que navegan con banderas de falsos adalides de la democracia engañando a cuanto bobo se deja. Ya pintó su raya, dicen…

Andrés Manuel lo ve con ojos de amor. Es uno de sus mejores servidores públicos. Le ha salido bien. Le ha sacado la chamba. Lo ha dejado bien parado en todos los escenarios.

Zoé es un funcionario fresco, conocedor de todos los temas en donde se encuentre en funciones. Es un tipo instruido, no un improvisado. Es relativamente uno de los más jóvenes del gabinete legal y ampliado y con sus acciones ha dejado en claro por qué ha ganado tanto prestigio y fama de buen servidor público.

Los medios nacionales lo quisieran ver como candidato a la capital del país, sustituyendo a la Sheimbaun, pero sus ojos miran hacia el sur, porque tiene un compromiso con los chiapanecos, donde quedó por escribirse la historia de un sexenio truncado.

La 112 Asamblea del IMSS fue su plataforma, con ella descobijó a muchos que sentían arropados y con su ausencia en el acto se dieron el tiro de gracia.

El discurso magistral de Zoé fue visto y escuchado en todo México en cadena nacional, transmitido en redes sociales, radio y televisión. Fue un acto de gran magnitud que puso en relieve la agudeza de un político como este joven chiapaneco que ya tiene su lugar apartado para el futuro que le concierne.

No dudo que, de llegar a ser candidato a gobernador por Chiapas, que lo tiene bien ganado, MORENA consolidará su proyecto en el sureste mexicano y abrirá la oportunidad de su permanencia por muchos años. Con figuras así, la garantía es irrefutable. Me atrevo decir que, Zoé camina en caballo de hacienda y, no habrá burro que lo alcance, ni bestia que le estorbe.

gurguha@hotmail.com

error: Alert: Content is protected !!