Se encadenan madres de víctimas de feminicidio

– Las mujeres dijeron estar convencidas de que la Fiscalía General del Estado ha cometido una serie de omisiones en las carpetas de investigación, e incluso lamentaron que, de forma consecutiva, sean revictimizadas –

Tres mamás chiapanecas se encadenaron este jueves, de forma simbólica. Exigen al gobernador, Rutilio Escandón Cadenas, el esclarecimiento de las muertes de sus hijas, un par de ellas dictaminadas como suicidios por la Fiscalía General del Estado (FGE).

Frente al Palacio de Gobierno, ubicado en esta ciudad capital, Maricruz Velasco Nájera, Adriana Gómez y Nora Margarita Zenteno Juárez coincidieron en que la justicia les ha quedado a deber.

Al feminicida de mi Karlita (Gómez Velasco) primero le dieron ocho años de cárcel, ahora me informan, vía WhatsApp desde el Juzgado, que le aumentaron otros tres, no entiendo, ¿a qué juegan?”, se cuestiona la primera madre

De hecho, las denunciantes dijeron que están convencidas de que la FGE ha cometido una serie de omisiones en las carpetas de investigación, e incluso lamentaron que, de forma consecutiva, sean revictimizadas.

Para Maricruz, 11 años son insuficientes para Marvin, quien le arrebató la vida a su hija, el pasado 4 de julio del año 2018 en una colonia de Tuxtla. “Es una burla, hemos vivido muchos atropellos”.

FGE: PUROS CUENTOS

En su oportunidad, Adriana Gómez explicó que la intención de encadenarse es para presionar a las autoridades y que sea el propio Ejecutivo del estado quien les reciba un documento sobre los casos.

No queremos intermediarios, porque en el caso de mi hija (Jade Guadalupe Yuing Gómez) la mataron en el Instituto del Deporte, no se colgó (hecho ocurrido en enero de 2020) como lo hicieron creer

De lo que está sabedora, añadió, es que desde la FGE se inventan cosas, “nos crean una novela, pero todo empieza ahí”. De hecho, el caso de Jade podría dar un giro de 180 grados, pues el cadáver fue exhumado y ya se efectuó la reconstrucción de los hechos, por lo que solo esperan los resultados.

Margarita Zenteno, por su lado, asevera que a su hija Paulina Gómez Zenteno, médica especialista, le arrebató la vida su exyerno Rafael “N” y otros cómplices en diciembre del año 2019, en esta misma capital tuxtleca, y no fue un suicidio como lo estableció la FGE. “No se quiere decir la verdad”, aseveró.

NI UNA CUARTA PARTE SON INVESTIGADOS COMO FEMINICIDIOS

Martha Figueroa Mier, peticionaria de la Alerta de Violencia de Género en Chiapas y parte de la Organización Mujeres Libres, manifestó con preocupación que, de enero de 2019 a septiembre de 2021, solo 2,681 de los 10,446 asesinatos de mujeres sean investigados como feminicidios, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad.

Esto refleja la prevalencia del índice delictivo, ante la gravedad de la prevalencia de la violencia feminicida que nos aqueja en las últimas décadas y que se ha agudizado sin parar, desde el movimiento feminista para exigir resultados, los cuales son pocos o nulos

Las alertas de violencia de género son un mecanismo subsidiario ante contextos graves de violencia contra el sector femenino, debido a la deficiente respuestas de los tres órdenes de gobierno, esclareció.

De nueva cuenta, las madres demandantes afirmaron que no se moverán de la plaza central, ni se desencadenarán, hasta que les reciban el documento y que sea el mismo gobernador quien las atienda y les dé resultados.

Mientras estas mujeres protestaban de forma pacífica en Tuxtla, otro grupo de feministas hacía lo propio en San Cristóbal de Las Casas, donde en los últimos años la violencia contra las mujeres ha aumentado de forma preocupante. (Fuente: Christian González/La Silla Rota)

error: Alert: Content is protected !!