Tuxtlecos están bajando la guardia ante el coronavirus

Chiapas ha entrado a la semana seis en el semáforo epidemiológico en color amarillo y la población luce más despreocupada. Mercados y el transporte público lucen abarrotados, mientras negocios de todos los giros incumplen protocolos establecidos.

La Secretaría de Salud del estado señaló que el 97 por ciento de camas en clínicas COVID se encuentran desocupadas, pero eso no significa que el virus se ha disipado, sin embargo, la población ha bajado la guardia.

En el centro de la ciudad y dentro de los mismos mercados se aprecia a la población realizar sus compras en compañía de un familiar y algunos de ellos no portan cubrebocas.

En el transporte público la sana distancia no se respeta y los establecimientos de diferentes giros incumplen con protocolos que la SS emitió para su reapertura, es decir, muchos de ellos carecen de lo más elemental; gel antibacterial.

Antonio Juárez, un tuxtleco que esperaba el transporte público sobre la novena sur oriente, señaló la despreocupación de algunas personas que sin importar que las autoridades sean insistentes en el uso del cubrebocas, se rehúsan a usarlo con el argumento de que ya pasó lo peor.

“Esto aún está crítico, aún hay afectados y por lo mismo tenemos que seguir cuidándonos para no contagiarnos… hay muchas personas, tiendas y negocios donde aún no tienen la protección sanitizada para el personal y sus clientes”, expuso Antonio.

Pero también hay quienes a pesar de tener negocios de alimentos no usan cubrebocas.

¿Por qué no usa cubrebocas? – “Es que yo no tengo nada, algunas se están poniendo cubrebocas y algunas están así sin nada, pero tenemos que salir a trabajar porque la crisis está muy dura”, explicó una mujer que vende alimentos sobre la novena sur. (Fuente: Ana Liz Leyte/Aquínoticias)

error: Alert: Content is protected !!