Raptors no podrán jugar en Canadá por pandemia

Canadá.- El gobierno canadiense rechazó la solicitud de la NBA y los Raptors de jugar en Toronto en medio de la pandemia de coronavirus y el equipo anunció que iniciará la próxima temporada jugando en Tampa, Florida.

“Básicamente, la situación actual de salud pública que enfrentan los canadienses, en combinación con la urgente necesidad de determinar dónde jugaremos, implica que iniciaremos nuestra campaña 2020-21 en Tampa, Florida”, indicó el equipo a través de un comunicado el viernes.

Un funcionario familiarizado con la decisión del gobierno federal dijo que la masiva propagación de COVID-19 en Estados Unidos ha llevado a las autoridades de Canadá a prohibir el cruce de sus fronteras para asuntos no considerados esenciales.

El funcionario, que habló a condición del anonimato al no estar autorizado para hablar públicamente sobre el tema, dijo que existe la posibilidad de que en cierto momento del próximo año la decisión pueda ser revisada.

El gobierno canadiense había estado evaluando la propuesta de la NBA y los Raptors. El equipo había señalado que necesitaba recibir una respuesta esta semana dado que el campamento de entrenamiento iniciará en menos de dos semanas.

Los Raptors y la NBA requerían una excepción al requisito de cuarentena de 14 días que el gobierno canadiense estableció para todo aquel que ingrese a territorio canadiense por razones no esenciales. La frontera entre Estados Unidos y Canadá permanece cerrada para viajes no esenciales.

Este año, el gobierno canadiense rechazó la petición de los Blue Jays de jugar en Toronto debido a que las autoridades sanitarias consideraron que no era seguro que los jugadores viajaran hacia y desde Estados Unidos, uno de los países más afectados por el brote de coronavirus en todo el mundo. El número de contagios en ambos países, pero en particular en Estados Unidos, se ha disparado desde entonces.

Los Blue Jays de Toronto no lograron persuadir a las autoridades de Canadá para que les otorgara una excepción y se vieron obligados a tener una sede temporal en Buffalo, Nueva York, este año.