Asiste REC a ceremonia de ascensos de Sedena

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas asistió a la ceremonia de imposición de ascensos y condecoraciones de la Secretaría de la Defensa Nacional, y entrega de la “Condecoración Miguel Hidalgo” Grado Cruz, otorgada por el Gobierno de México a médicas y médicos que han colaborado directamente en hospitales COVID-19.

En este marco, el mandatario reconoció la labor que el personal de salud realiza de manera profesional y humanitaria para sacar adelante a sus pacientes, y felicitó a las y los médicos militares y civiles que fueron condecorados por su esfuerzo en las intensas jornadas de trabajo al atender a quienes enfermaron críticamente debido a este virus.

“La labor de cada doctor, doctora, enfermera, enfermero, y todas y todos los trabajadores de salud, ha sido clave en la recuperación de quienes se han contagiado de esta enfermedad tan peligrosa. No dejaré de agradecer el profesionalismo, entrega y amor con que se desempeñan para atender y cuidar de sus pacientes, incluso poniendo en riesgo su propia vida”, manifestó. 

Asimismo, destacó al personal de la Secretaría de la Defensa Nacional que fue ascendido y condecorado por sus años de servicio, disciplina y logros en beneficio de la nación, al tiempo de subrayar el respaldo que esta institución ha brindado a Chiapas en los momentos más difíciles, como es la actual contingencia que se presenta por las lluvias y refrendar su compromiso para continuar fortaleciendo la relación con las Fuerzas Armadas.

En nombre de las y los médicos que recibieron la “Condecoración Miguel Hidalgo” Grado Cruz, en la entidad, el especialista en Medicina Crítica de la Clínica de Atención Respiratoria COVID-19 Poliforum Tuxtla, Alexéi Morales Morales, expresó su reconocimiento y gratitud a todo el personal médico y de enfermería que ha enfrentado con profesionalismo la batalla contra esta enfermedad. 

“Hemos cumplido hasta agotar recursos por salvar a pacientes infectados. Creo firmemente que nuestros sentimientos de amor a nuestra profesión, de amor al prójimo, el ver el sufrimiento y angustia de los pacientes y sus familiares nos ha hecho tan fuertes que seguimos trabajando para salvar vidas”, dijo al precisar que la batalla contra el virus aún no termina y demanda gente profesional, noble y responsable.

A su vez, el comandante del grupo de Detección y Control no. 1 de la Fuerza Aérea Mexicana, Luis Uriel Guerrero Olvera, quien fue ascendido de coronel a general, apuntó la responsabilidad que representa ostentar nuevos grados, y el deber de seguir preparándose con disciplina y constancia, enfatizando el compromiso de servir con esmero y lealtad a la sociedad mexicana. 

“El pueblo de México nos requiere como soldados leales, honorables y valientes, capaces de cumplir las tareas que nos ordena la Constitución. Invito a las y los mexicanos a que seamos cada día mejores en todas nuestras actividades, con lealtad a las grandes causas para mejorar esta gran nación. El pueblo es México y México somos todos”, finalizó.