Comitán

A ESTRIBOR

Por Juan Carlos Cal y Mayor

COMITÁN

Comitán es sin la menor duda una ciudad no solo bella sino con un enorme potencial en muchos aspectos. Es la cabeza de una región fronteriza en la que existe un fluido comercio con nuestros vecinos guatemaltecos cuya derrama económica es cada vez mayor. 

Comitán es historia. Cuna de Rosario Castellanos y Don Belisario Domínguez. Ciudad desde donde Fray Matías de Córdova proclamó la independencia de Chiapas, que luego decidió también libremente ser parte de México. Su arquitectura es extraordinaria no solo en su centro histórico sino en buena parte de la ciudad que aún conserva la magia de una ciudad culta, limpia y apacible.

Los comitecos son personas educadas, afables y extraordinarios anfitriones. Sus fachadas y calles permanecen siempre limpias más producto del interés de los propios ciudadanos que una tarea del gobierno. No tiene el caos vehicular que se observa en Tuxtla Gutiérrez ni el atolladero en que se ha convertido la ciudad de San Cristóbal los fines de semana.  

Turísticamente es envidiable comparado con cualquier otro destino turístico en el país. Sus templos y sus feligreses conservan intactas sus antiguas tradiciones. Tomarse una café o un buen vino en su plaza central permite respirar el aire fresco y observar la armonía del entorno. Su mercado central es una joya. Conserva usos, costumbres y tradiciones culinarias. Al mismo tiempo hay establecimientos con cocina internacional y contemporánea. 

Producen “El Comiteco” un destilado de agave que se cultiva y produce artesanalmente. No le pide nada al tequila o al mezcal. En sus alrededores hay sitios arqueológicos extraordinarios como Chinkultic, al borde un bello cenote en forma de acantilado, Tenam Puente, donde se observan pirámides y el juego de pelota, o el Lagartero con una fabulosa asimetría arquitectónica con un bello lago con colores verde y turquesa. 

Los lagos de Montebello de los cuales los turistas apenas aprecian una pequeña parte pero que se extienden rodeados de hermosos bosques y paisajes. Hay un cenote, Chukumaltik, poco conocido donde se practica el buceo en un cenote cristalino con unos 90 metros de profundidad. Se puede llegar a la cascada de El Chiflón que, de unos años para acá, es uno de los sitios visitados de nuestro estado. Amatenango del Valle rumbo a Comitán es visita obligada para conocer su maravillosa alfarería. 

Sin embargo, necesita generar las condiciones para que quienes visiten nuestro estado, lo visiten al igual que ahora sucede con San Cristóbal de las Casas. A pesar de los hermosos paisajes el tramo carretero se ha llenado de topes a diestra y siniestra como sucede con el tramo San Cristóbal-Ocosingo-Palenque. Se tiene que trabajar y las autoridades competentes deben hacer su tarea para dialogar con las comunidades y hacer paraderos.

Con la llegada de Mario Guillen, mejor conocido como el Señor Fox, quien ya ha sido alcalde y goza del aprecio popular, se abriga la esperanza de impulsar las potencialidades antes descritas y muchas más. Tiene el respaldo de la ciudadanía, tiene el anhelo de trascender y tiene la visión para poner a Comitán en el lugar que le corresponde. Ya luego les contaré lo que viene y estoy seguro de que se logrará.