Brinda el IMSS atención a pacientes con Linfoma

– El Linfoma es un tumor que causa una alteración en los glóbulos blancos, encargados del sistema inmunológico y afecta principalmente los ganglios linfáticos –

En el marco del Día Mundial del Linfoma, que se conmemora el 15 de septiembre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas informa que dicha enfermedad es más frecuente entre los 20 y los 35 años, y aunque afecta tanto a hombres como a mujeres, son los varones quienes tienen mayor probabilidad de padecerla.

José Enrique Gutiérrez Natarén, médico internista de la Unidad Médica Familiar (UMF) No. 1, en Tapachula, recordó que el Linfoma es un tumor que causa una alteración en los glóbulos blancos, encargados del sistema inmunológico y afecta principalmente los ganglios linfáticos.

El médico señaló que este tipo de cáncer se divide en Linfoma de Hodgkin y No Hodgkin, en este último se considera el tipo de célula B o T, el patrón y rapidez de crecimiento, así como la proliferación (agresivo o indolente); también se contemplan los marcadores que expresa cada tipo de Linfoma, alteraciones cromosómicas asociadas y moleculares.

Mencionó que algunos de los síntomas son pérdida de peso inexplicable, fiebre (temperaturas mayores a 38 grados centígrados), sudoración nocturna e inflamación de ganglios linfáticos.

Sin embargo, Gutiérrez Natarén detalló que dependiendo del órgano afectado pueden presentarse dolor de cabeza o abdominal, convulsiones, adormecimiento de alguna parte del cuerpo, sangrado, anemia, también se presenta crecimiento del hígado o bazo y tinte amarillo en la piel.

En lo que refiere al tratamiento, especificó que “cada Linfoma tiene un manejo diferente en el que se incluyen quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia y algunas veces se tienen que combinar los tratamientos dependiendo del paciente para tener un resultado más exitoso”.

Gutiérrez Natarén recomendó a las y los derechohabientes con antecedente familiar directo con este padecimiento estar en monitoreo constante, así como tener un estilo de vida saludable y evitar el uso o contacto directo y de sustancias químicas.