Conducir ebrio en Polonia podrá penarse con pensión vitalicia a víctimas

Polonia.- El Gobierno polaco anunció este miércoles cambios en la ley de tráfico para endurecer las penas a conductores ebrios que causen víctimas e incluirá el pago de pensiones vitalicias a estas o sus descendientes por parte de los culpables.

El portavoz del Ejecutivo, Piotr Müller, explicó que las sanciones tendrán dos partes: la responsabilidad penal, con penas de cárcel más largas, y la responsabilidad económica, con la obligación de pagar pensiones de por vida a los “afectados por su irresponsabilidad”, así como a sus familiares.

El caso de un conductor ebrio que el 4 de julio provocó un accidente en el que murió una joven pareja que dejó tres hijos huérfanos conmocionó al país y provocó una oleada de peticiones para hacer más severas las condenas contra este tipo de delitos.

El jefe del departamento de Tráfico de la policía polaca, Robert Opas, reveló que, en lo que va de año, se ha arrestado o multado a casi 50.000 polacos por conducir con más alcohol del permitido y recordó que habitualmente este número pasa de 110.000 al año e incluso en 2020, a pesar de las restricciones de movimiento debidas a la pandemia, se registraron 98.000 infracciones de este tipo.

Entre el 30 de junio y el 5 de julio de este año han muerto en Polonia 42 personas en accidentes de tráfico y casi 500 han resultado heridas, según las autoridades, que en su informe aseguran que en la mayoría de los accidentes está presente el alcohol.

Un informe del Observatorio Polaco de Seguridad Vial revela que cada año pierden la vida unas 3.000 personas en las carreteras de este país y que el número de accidentes, que superó los 450.000 en 2019, sigue una curva ascendente desde 2014.

La asociación cívica de Varsovia “La Ciudad es Nuestra” instaló en 2019 un medidor de velocidad con radares frente a una escuela de la ciudad y comprobó que, en solo una semana, ninguno de los 20.000 vehículos que pasaron por ese punto respetó la velocidad máxima permitida de 40 km/h, que el más lento viajaba a 62 km/h y que uno de ellos iba a 128 km/h.

Recientemente, el Gobierno aprobó un cambio en las normas viales para dar preferencia a los peatones en los pasos de cebra, pues hasta entonces tenían que esperar a tener la vía libre para poder cruzar. 

Con información de EFE

Foto: Forbes