Guindas

ENSALADA DE GRILLOS

Por Ciro Castillo

GUINDAS

Todavía muchos siguen preguntándose por qué la aprobación de Andrés Manuel López Obrador sigue siendo tan alta. Fue de 58 por ciento en junio, según la encuestadora Mitofsky.

Todavía hay quiénes se cuestionan, porqué razón Morena arrasó en el proceso electoral del seis de junio en Chiapas, donde ganó las 24 diputaciones locales, 12 de 13 diputaciones federales y unas 26 alcaldías.

Es cierto, en la mayoría de los distritos locales y federales, fue aliado con el Verde y el PT, además de otros partidos; sin embargo, aún así “la mamá de los pollitos” fue Morena.

Morena consiguió lo que hasta hace un tiempo era impensable, porque no existía la posibilidad, pero también porque el ciudadano habría dicho que no; nos referimos a la reelección de su presidente y presidenta municipal en Tuxtla Gutiérrez y en Tapachula.

La pregunta es, a qué se debe que entidades como Chiapas, hace algunos años eminentemente priístas y luego verdecologistas (el partido del tucán aún tiene 33 alcaldías), hoy sean guindas…

DISCURSO FOCALIZADO

La primera respuesta que encontramos conforme se aterrizan más los datos está en el discurso presidencial.

AMLO no deja de sostener que, primero los pobres, es decir, que son prioridad las entidades federativas como Chiapas.

Esta entidad del Sur de México que, con todo y el alzamiento armado de 1994, sigue siendo la más empobrecida, también, en lo que va de este sexenio que ha cumplido sus primeros tres años desde aquel seis de julio, es la que más recursos ha recibido junto con Veracruz y el Estado de México.

El otro factor, que no es menor, aunque en ocasiones se le quiera minimizar, es la tarea que ha realizado Rutilio Escandón, quien no por ser cercano a AMLO, llegó a tirarse en la hamaca.

Una muestra es que todos los días, salvo por causa de fuerza mayor, encabeza la Mesa de Seguridad, en donde no solo se tratan temas de seguridad, sino también aspectos como emergencias y la dispersión de los programas sociales.

A diferencia de otros sexenios, el Gobernador no tiene “la paga” en la mano; sin embargo, es un facilitador de que los programas sociales lleguen a por lo menos dos de los cinco millones de habitantes que tiene esta entidad…

PROGRAMAS ATERRIZADOS

Otro factor que ha provocado que Chiapas se pinte de guinda son los programas sociales que, antes eran manejados a discreción, por ejemplo, por “líderes sociales”.

Por citar un ejemplo, 26 mil jóvenes universitarios están recibiendo una beca de 2 mil 400 pesos bimestrales para continuar con sus estudios.

Al menos 200 mil alumnos de nivel bachillerato, donde antes había un cuello de botella que provocaba una alta deserción escolar, también reciben una beca.

Para acabar pronto y no seguir con una danza de cifras alegres, al menos 50 mil personas con alguna discapacidad también reciben un apoyo que les permite llevar una vida más digna.

En fin, parece que hay varias razones, y aquí hemos expuesto solamente algunas, para que en Chiapas ahora muchos sean guindas…