De los mismos; cuna de lobos

Í N D I C E 

Por Ruperto Portela Alvarado

TUXTLA, LA JOYA DE LA CORONA

Abiertas las puertas, todos quieren entrar. Las elecciones de 2021 ya están a la vuelta de la esquina y los bunkers de los grupos, las cofradías y los cárteles de la política hacen sus proyecciones de con quién van a competir; pero los susodichos que se creen con derecho a un cargo de elección popular ya están haciendo proselitismo.

Está claro que desde la cúpula nacional, los “Jefes de Jefes” de las distintas bandas y cárteles ya están seleccionando a sus candidatos. JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO tiene un “gran trabuco” de operadores con los que actuó en las elecciones del Estado de Morelos, Estado de México y con muy buenos resultados en Puebla. Esos “expertos” son los que vienen a Chiapas.

Tampoco se puede negar que MANUEL VELASCO COELLO, “El Jefe” del “Cártel de la Cuija Verde”, es un experto en procesos electorales desde que incursionó por primera vez en 2001 y fue diputado local. Sus triquiñuelas como las hechas contra el Instituto Electoral y Participación Ciudadana de OSWALDO CHACÓN ROJAS en la elección del 2018, lo doctoraron.

No hay que descartar que el ahora presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, OSCAR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, más conocido como “Sanjaguar”, también se arrogue el derecho político de nombrar a sus candidatos. Y seguro que lo va a hacer porque tiene los elementos necesarios como el poder, el dinero y las relaciones con las cúpulas que rigen el país.

Luego entonces, hay en Chiapas, 124 espacios para presidentes municipales más sus respectivos síndicos y regidores; 40 escaños de diputados locales, que se pueden repartir equitativamente los grupos, las cofradías y los cárteles de la política chiapaneca, pero especialmente, están en disputa los ayuntamientos de Tapachula, San Cristóbal de las Casas, Comitán, Palenque, Cintalapa, Huixtla y Tuxtla Gutiérrez que es la “cereza del pastel”.    

TUXTLA, TUXTLA, TUXTLA

Yo sé que todas las presidencias municipales en cualquier parte de México son una mina de oro para los alcaldes y de hecho en Chiapas. Muchas de las ya mencionadas representan el futuro económico de políticos muchas veces sin preparación académica, incapacidad administrativa, pero con muchas ganas de hacerse ricos y si se puede, millonarios.

Entre esas, la Presidencia Municipal de Tuxtla Gutiérrez representa, como dicen en política, “La Joya de la Corona de la Reina”, desde donde muchos han asegurado su futuro económico, que no es una aseveración al aire, sino una confirmación en los últimos tiempos desde que JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO fue alcalde de la capital y quienes le han sucedido hasta ahora.

Por eso es que hay más de cinco aspirantes a la sucesión de CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ, “El Modosito” que tiene en su hoja de servicios políticos administrativos un caudal negro y fama de corrupción. Pero viene la nueva embestida con una camada de “suspirantes” en la que están punteando EMILIO ENRIQUE SALAZAR FARÍAS y WILLIAM OSWALDO OCHOA GALLEGOS, el popular “WILLY OCHOA”.

Desde mi perspectiva, EMILIO SALAZAR es un buen candidato, con experiencia, capacidad política y preparación académica. Lleva cuatro elecciones ganadas y la última la fue a hacer al distrito X local, con cabecera en Frontera Comalapa, por donde es diputado en esta LXVII Legislatura.

Desde ya, EMILIO ENRIQUE, vicerrector de la “Universidad Salazar”, está moviendo sus hilos con su cofradía en la que se ha visto como activo operador mediático a JUAN JOSÉ BALCÁZAR, quien de alguna manera la está jugando también con el WILLY OCHOA, que dice son sus amigos.

SALAZAR FARÍAS está poniendo su mejor cara y vestimenta a los medios de comunicación, les concede entrevistas y se retrata en situaciones “muy tiernas” con niños, viejitos, mujeres, para posicionarse en las preferencias del electorado; aunque no se le debe negar que tiene trabajo realizado en las bases sociales. 

Entiendo que así son los políticos cuando quieren que se les apapache con el voto, que hasta a los reporteros y columnistas invitan a sus reuniones como la que celebró SALAZAR FARÍAS el pasado jueves en las instalaciones de su Universidad –en Paso Limón—donde aseguró que él será el candidato a la Presidencia municipal de Tuxtla con las siglas de Morena. Puede ser verdad, porque el apadrinamiento que tiene del ex Gobernador MANUEL VELASCO COELLO lo puede llevar a esa condición privilegiada, más no de seguridad en el triunfo.

Ya con EMILIO en la tercera intención de ser candidato y alcalde de “Tuxtla, Tuxtla, Tuxtla”, podemos ver que su más cercana relación es con el Verde Ecologista y en eso estriba su seguridad que sí va a ser ungido, pero por ese partido; porque en la otra esquina color vino casi morado, lleva mano el también diputado de la LXVII Legislatura local, MARCELO CRUZ TOLEDO. Y no es por nada, pero el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Chiapas tiene su poder en grupos políticos afines al Gobernador RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS, los suyos propios y las cúpulas circulares del Señor presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR. ¡Cuidado!

MARCELO CRUZ TOLEDO, también hace labor proselitista, de manera discreta y sin aspavientos. Da la impresión de que está seguro de lo que quiere y no mueve las hojas del árbol ni con una palabra sobre el tema. ¡Vaya!, ni siquiera sabemos si en realidad, este diputado de Morena aspira a la candidatura y alcaldía de Tuxtla Gutiérrez.

Las luces no están bien encendidas para ninguno de los aspirantes a la Presidencia del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, pero sí se presagia una guerra política entre los diversos contendientes, incluyendo a WILLIAM OSWALDO OCHOA GALLEGOS, a quien de aquí en adelante llamaremos solo WILLY OCHOA, que es su nombre de batalla.  

WILLY OCHOA ya fue diputado local y federal. Suma en su “hoja de servicio” haber sido Gobernador Interino del Estado de Chiapas por seis días, durante los sucesos de violación a la Constitución y la Ley Electoral Local por la cual MANUEL VELASCO COELLO se impuso Gobernador con Licencia, Senador de la República; Senador con Licencia y luego Gobernador Interino de sí mismo, en menos de una semana. Esa complicidad se la van a sacar a la hora del debate.

Lo que no se le puede regatear a WILLY OCHOA es que siempre ha hecho trabajo entre los ciudadanos y en especial con los que menos tienen que son los leales que siempre votan. El hijo de “La Burundanga”, OSCAR OCHOA ZEPEDA no ha escatimado nunca su dinero para apoyar a las gentes de las colonias que es donde está el voto cautivo y quizá también haga que esa militancia regrese al PRI, el barco tricolor en que navegue el buen WILLY OCHOA en las próximas elecciones.

De hecho, WILLY OCHOA es un excelente candidato y en especial porque puede sacar del letargo al Revolucionario Institucional al que dejaron “titirimundo” los dos últimos dirigentes: ROBERTO ALBORES GLEASON “El Diablito” y JULIÁN NAZAR MORALES, “El Talibán”. Entre estos mencionados puede estar la “nueva cábala” de Tuxtla, que en los últimos trienios ha sido la “mina de oro” de los alcaldes ambiciosos y corruptos, incluyendo al actual, CARLOS ORZOÉ MORALES VÁZQUEZ.

Es cierto, JORGE MARTÍNEZ vuelve a las andadas y quiere ser candidato a la Alcaldía de Tuxtla por la vía independiente. Ha hecho mucho y buen trabajo en las colonias; pero seguramente no le alcanzará para lograr su objetivo. También aparece en la escena el “impoluto” PACO ROJAS -FRANCISCO ANTONIO ROJAS TOLEDO- con su deteriorada imagen de “inmaculado”. Otra vez aspira a gobernar la capital de la que fue alcalde en el período 1999-2001 y que una vez tuvieron los panistas: ENOCH ARAUJO SÁNCHEZ (1996-1998), VICTORIA ISABEL RINCÓN CARRILLO (2001-2004). En la historia de alcaldes, está la gestión de VALDEMAR ROJAS LÓPEZ en el período 1976-79. Pero la verdad, el famoso “PACO BONO” ya está muy quemado.

De colofón, sobre esta contienda, los más “acuciosos analista” mencionan y apuntan a un tal HELMES FERRAS COUTIÑO, quien es del equipo compacto del Gobernador RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS, aunque nadie sabe cuáles son sus méritos para aspirar a la alcaldía de Tuxtla que es la más deseadas de las “Joyas de la Corona”… 

Se acabó el mecate… Y ES TODO…