Murió uno de los últimos hablantes de ayapaneco en el sur de México

México.- Manuel Segovia Jiménez, uno de los últimos hablantes del idioma ayapaneco, murió el pasado jueves a los 87 años en el municipio de Jalpa de Méndez, en el estado de Tabasco.

Manuel, quien murió de una enfermedad crónica y fue sepultado este mismo jueves, había fundado un taller con niños y adolescentes para evitar la extinción de su lengua materna, el ayapaneco, un idioma indígena de la familia mixe-zoque.

Su hijo Manuel Segovia Velázquez explicó que solo sobreviven dos personas de la tercera edad que hablen este idioma.

Según datos de la Secretaría de Cultura federal, el último censo realizado en 2010 arrojó que 21 personas hablaban el ayapaneco en Tabasco.

Él, junto conmigo fuimos los fundadores de los talleres del lenguaje zoque-ayapaneco, somos los iniciadores de este proyecto. Teníamos alrededor de 15 años encabezado estos proyectos para que el lenguaje no se perdiera”, explicó su hijo.

El hijo criticó al Instituto Nacional de Lenguas indígenas (Inali) por haber fingido “interés para posar para la foto” pero no para recuperar el idioma de su comunidad.

¡Ya no hay nada que hacer! Las personas más sabias decayeron, los que quedan ya no es igual, no tienen todo el conocimiento que se necesita”, lamentó.

A mediados del siglo XX todavía quedaban casi 8.000 familias ayapanecas, pero a partir de la construcción de la carretera que une la capital del estado, Villahermosa, con el municipio de Comacalco comenzó la migración de estos pobladores y, con ello, la paulatina extinción de su lengua.

No obstante, la riqueza del ayapaneco se conservará escrita gracias a que dos lingüistas estadounidenses de la Universidad de Standford grabaron durante dos años a Manuel Segovia pronunciando frente a un micrófono las miles de palabras que conocía.

Con información de EFE

Foto: EFE