Descarrilados

ENSALADA DE GRILLOS

Por Ciro Castillo

DESCARRILADOS

Independientemente de la triste cifra de 24 muertos y casi 70 heridos por el terrible accidente en la Línea 12 del Metro, la noche del lunes en Ciudad de México, es imposible no pensar en las consecuencias políticas de este hecho por el que se declaró tres días de luto nacional.

Como ya sabemos, Andrés Manuel López Obrador, independientemente de su investidura presidencial, es un maestro del escape y seguramente mantendrá su popularidad por este hecho que lo salpica indirectamente.

Ahora bien, los que están directamente en el ojo del huracán son: la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, por obvias razones y el titular de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, porque fue él quien entregó esta obra.

Ya sabemos que es hasta de mal gusto sacar conclusiones en un momento tan lamentable para al menos 24 familias que están enlutadas, pero el accidente sucedido a las 10:25 del lunes también cambiará el mapa político y habrá descarrilados…

SEÑORA EN SHOCK

A Claudia Sheinbaum, quien varios opinólogos le habían quemado incienso por el manejo de la pandemia, este martes en la conferencia mañanera, frente a AMLO, estaba más “parca” que de costumbre.

Si es que alguna vez se le ha visto sonreír en su encargo público de Jefa de Gobierno de una de las ciudades más pobladas del mundo, ahora estaba fría, como en shock.

Ella sabe que este accidente la podría hundir políticamente y aunque es en lo que menos se debería pensar, así como la ve, los políticos siempre sacan cuentas.

En dos años, el Metro ha sufrido incendios, descarrilamientos, choques y una serie de críticas porque no se le ha asignado el presupuesto suficiente para mantenimiento.

El último siniestro fue hace apenas cinco meses, cuando hubo un incendio en el centro de control, el cual dejó a miles de usuarios sin este servicio básico para una urbe en la que llegar temprano al trabajo es un milagro.

Sheinbaum, quien dijo que una agencia internacional, realizará el peritaje correspondiente, tiene uno de sus momentos más difíciles en el cargo y quizá en su carrera…

EL BOMBERO

El que también estaba frío en la mañanera de este martes fue Marcelo Ebrard, quien se ha convertido en este sexenio en una especie de bombero que, lo mismo interviene en temas de seguridad, vacunas, relaciones exteriores y migración.

Y cómo no había de estarlo si él fue quien en octubre de 2012 inauguró con bombo y platillo la Línea 12 del Metro, acompañado por Felipe Calderón, Carlos Slim y Norberto Rivera, entre otros.

Aunque usted no lo crea, Marcelo también tiene su corazoncito y sabe que este hecho puede manchar la brillantez que le ha acompañado en tiempos de la 4T. Por eso se adelantó a decir que ahí está, listo para poner el pecho ante cualquier investigación en su contra…