Tuxtla de Troya

PUNTO Y COMA;

Por Roger Laid

TUXTLA DE TROYA

Como nunca la política se encuentra en su más bajo nivel: ausencia de cultura precisamente política, conocimientos y ética, además del verdadero interés de servir.

La contienda política es el campo fértil de vendettas donde los padrinos se desgañitan porque las familias se encuentran indistintamente divididas en varios frentes de batalla. Ya no se sabe quién es quién ni quien va con cual.

De entrada, ya el PVEM se tiró a los pies de MORENA y desde luego esto fue después de muchos días de “negociación” porque Manuel Velasco Coello ha sentido pasos en la azotea. Otro de los partidos en Chiapas es el llamado Mover a Chiapas que se encuentra en la afanosa búsqueda de agradar y negociar algunos espacios que en la política aldeana es algo normal. Y por último (por el momento) Chiapas Unido que se les observa salir a la ventana a ver que pueden negociar, pero de la forma en que se mueven, es un partido que está esperando para subirse al barco de MOENA y aplaudirle. Al tiempo.

Sin embargo, pululan los oportunistas y los dinosaurios que fueron revividos a falta de una caballada mínimamente aceptable (aunque es difícil ubicarlos por capacidad, pero si por la chequera y de los que pudieron pagar una candidatura), estos prometen votos a los partidos de membrete y quieren estar en la negociación mínima que les permita aparecer en nómina…

Las vendettas no respetan nanchi con coca, le tiran a todo y todos, aunque saben que más adelante tendrán que aceptarse entre ellos porque en la política en Chiapas hoy puede ser un enemigo y mañana amanecer como aliado y hasta obligado a aplaudirle.

Entre enmascarados, cantantes, actrices, malandrines, hasta Julián Nazar se cree la madre Teresa de Calcuta, a ellos los ve usted caminar con una sonrisa amplia, otros sentados en la banqueta y hasta tomando “pozol” que es bebida refrescante a base de maíz y cacao (hago la referencia para algunos candidatos que no saben que es el pozol).

Impensable escenario donde el odioso panismo local se ayunto con el tricolor y el amarillo también local presentando como candidato a un personero del ex gobernador y hoy senador del PVEM Manuel Velasco Coello, de nombre Willy Ochoa; por otro lado un partido como MORENA que no presenta alguna comodidad para muchos chiapanecos, Y en ese contexto la sociedad ve tantos colores que hasta la ceguera le es más cómoda.

MÁS DE LOS MISMOS

¿Esto es el cambio que nos prometen? Cada candidato viene de alguna fuga de partido, de la negociación de otros, además de los acuerdos, un candidato para Tuxtla independiente como Dany Guillen que solo representar un pic nic para él y para algún personaje a quien le sirve y protege. No he mencionado los otros candidatos de la capital porque en realidad ni este último esta tomado en serio por la sociedad cuando tiene una lista de señalamientos además de un expediente judicial.

Sin duda que la capital de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez se convertirá en Troya en el momento que cada candidato se siente a negociar.

PUNTOS SUSPENSIVOS…

Han creado un frente entre algunos sindicatos de la presidencia de Tuxtla, a estos les han quitado canonjías, rebajado sueldos y quitado lo que de forma ilícita se habían auto asignado. Con esto no quiere decir que el edil Carlos Morales haya hecho la gran hazaña enfrentando a estos instigadores, ya que de estas acciones tenía conocimiento desde su llegada. ¿Acaso es una forma de buscar negociar para que se mantengan con algunas preferencias y los familiares de estos sigan en nómina? ¿El frente de Sindicatos también busca negociar? Vaya, al final es el presupuesto o los recursos de los impuestos de los capitalinos los que están en juego. Los que el edil ¿Está cuidando o negociando?