Mujeres acuerpan a joven abusada por su padrastro

Ingrid Rocío, una joven de 17 años, recientemente publicó a través de las redes sociales ser agredida por su padrastro, Felipe “N”, a quien denunció por abuso sexual.

Posterior a esta denuncia, familiares reportaron la desaparición de la joven, por tal motivo, se activó el Protocolo Alba, sin embargo, el domingo 4 de abril, la Fiscalía General del Estado (FGE), indicó que se logró localizar a la menor en el estacionamiento de la Clínica 23 del IMSS, ubicado en el Libramiento Norte Poniente de la capital chiapaneca, para posteriormente ser trasladada a las instalaciones de la Fiscalía para brindarle atención integral.

Fue el 1 de abril, cuando Ingrid Rocío relató que desde los siete años ha sido víctima de abuso sexual y violencia, lo cual –detalló- ha sido tolerado por su familia, ya que le contó a su mamá lo que sucedía cuando se quedaba con su padrastro, pero nunca fue considerado como una situación real.

Por ello y por los casos de violencia en contra de mujeres e infantes en Chiapas, la Red de Colectivas Feministas Universitarias de Chiapas (RECOFUCH), convocó a una marcha en la capital del estado, misma que se llevó a cabo del Parque de la Juventud en Tuxtla Gutiérrez y concluyó frente a Palacio de Gobierno.

“Nos llena de rabia lo sucedido en las últimas semanas, nos ha indignado de forma colectiva, este pañuelo representa la voz de las mujeres que callamos, que son calladas y que ya no va a volver a pasar. La red de colectivas da acompañamiento tanto de seguridad, psicológica, física y acompañamiento legal, en cualquiera de los casos ya sea Rocío si necesitara de nosotras vamos a estar ahí”, señalaron integrantes de esta red.

Marcharon por lo acontecido con la adolescente, pero también recordaron el caso del menor hallado sin vida y con señas de violencia y abuso sexual en el municipio de Frontera Comalapa, así como el feminicidio de Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de origen salvadoreño. (Fuente: Ana Liz Leyte/Aquínoticias)