En 2020, se duplican casos de lepra en Chiapas

En Chiapas, este 2020 se han acumulado cuatro casos de lepra, esta cifra significa una duplicación de contagios con respecto al 2019 que tuvo dos, de acuerdo al informe federal epidemiológico correspondiente a la semana 40 de la Secretaría de Salud.

Los casos registrados en el estado corresponden a tres hombres y una mujer, siendo la quinta entidad, junto con Nuevo León, con más contagios registrados.

Por su parte, el especialista en medicina interna, Juan Miguel Ramírez Jiménez, habla acerca de los factores de riesgo de la enfermedad infecciosa provocada por una bacteria llamada mycobacterium leprae.

Con respecto a la presencia de esta bacteria en algunos estados (18 de acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica), el internista asevera que hay factores que van a favorecer la propagación de la enfermedad, tales como las condiciones socioeconómicas, -ya que al vivir varias personas en un lugar muy cerrado (hacinamiento), es propicio para la proliferación de la bacteria-.

Incluso agregó que las condiciones climáticas también juegan un papel importante en el contagio. “Las bacterias encuentran idóneos los ambientes cálidos, más que los fríos, puesto que se favorece la evaporación de las gotas y aerosoles (dispersión de microgotas) y pueden permanecer más tiempo suspendidas”. Razón por la que Chiapas presenta casos.

Además, resaltó que hay enfermedades que se transmiten más en una zona rural que lo que ocurre en una zona urbana, tal como ocurre con la mycobaterium, puesto que es más fácil estar expuestos a reservorios (armadillos) por la maleza y zonas de bosques, cercanas a las viviendas.

Por otro lado, indica, la genética tiene mucho que ver en el desarrollo de la enfermedad debido a la forma en que las personas están “programadas” para responder a cierto tipo de padecimiento o infecciones.

Enfermedades como la lepra requieren un contacto muy directo y muy prolongado. Siendo el principal factor de riesgo el vivir en una zona con alto registro de casos y haya contacto directo con algún portador de bacilos.

Ramírez Jiménez indica que la edad es contada entre los factores de contagio, ya que personas de entre 10 y 20 años de edad, -y un segundo pico, a los 30 años de edad-, son más propensos a padecer lepra.

Aunque no es común, el doctor refiere que se han dado casos a través de la vía transplacentaria, o sea de la madre hacia el bebé y/o por medio de la leche materna. Sin embargo, aseveró que la principal vía de transmisión es por las secreciones respiratorias de una persona con lepra.