Escasa y de mala calidad, el agua en Copoya

A pesar de que Copoya es una localidad que pertenece a la capital del estado, la pobreza y carencias de servicios básicos se perciben en todo su esplendor.

La población conformada por más de ocho mil habitantes carece de agua entubada, razón por la cual se creó un patronato que se encarga de suministrar el vital líquido a toda la comunidad, sin embargo, abastecer a todas las viviendas es complicado y por ello, a los hogares el agua llega cada 15 días, pero resulta insuficiente y más aún, en medio de una pandemia.

La familia de la señora Maribel Gómez Paredes, integrada por cinco personas, tienen que distribuir adecuadamente la poca agua que les llega, pues ésta se destina para uso doméstico y para el uso personal, como el constante lavado de manos.

Para la instalación del agua por medio del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SMAPA) deben pagar más de dos mil pesos, además, de las cuotas mensuales, cantidad que resulta impagable para la mayoría de los habitantes.

“Siempre ha sido así porque nosotros no podemos meter el agua de SMAPA porque es cara, es muy difícil porque con los niños, y la falta de trabajo, porque es difícil encontrar empleo, es lo que causa problemas económicos y que no podamos pagarle al Smapa”, declaró la señora Maribel.

Por el servicio que actualmente tienen pagan una cuota anual de 600 pesos, pero el agua es limitada, turbia y no les alcanza para lo más elemental.

De acuerdo con el último censo del INEGI, el 47.6 por ciento del total de viviendas en Chiapas no cuentan con agua entubada, es decir, alrededor de 634 mil 608, mientras que el 69.2 por ciento no tiene cisterna o pozos y el 51.5 por ciento no tiene tinaco. (Fuente: Ana Liz Leyte/Aquínoticias)

error: Alert: Content is protected !!