Comisariado ejidal se apropia de una reserva y la vende

Habitantes del Ejido Cacaté, en el municipio de Ixtapa, señalaron que entre el jueves y viernes de la semana pasada Humberto Hernández Espinosa, comisariado ejidal, repartió entre los pobladores cerca de mil 200 hectáreas.

Añadieron que se trata de una zona boscosa compuesta principalmente por árboles de ocote que se ocupan principalmente para leña, elaboración de carbón, muebles y viviendas.

“Hacemos un llamado a las autoridades correspondientes para que atiendan este caso, principalmente a las de medio ambiente ya que esta zona se ha conservado así por los mismos pobladores”, comentaron.

Precisaron que este personaje aprovechando los estragos económicos dejados por la pandemia del Covid-19, convenció a los pobladores de repartir la reserva de ocote, pidiendo una cuota a cada uno de ellos, el mayor problema es que la zona está siendo deforestada rápidamente, lo que podría traer consecuencias más adelante.

“Es una situación complicada, ya que, al ser una zona no visible, no se percibe este grave daño ocasionado al medio ambiente en Chiapas”.

Los denunciantes dan a conocer que los que se han visto beneficiados con este reparto han cortado los árboles y los están vendiendo a los aserraderos que abundan en la zona.

“La realidad y se tiene que decir es que la mitad de la población se opuso a esta acción, pero el comisariado ejidal no hizo caso ya que en todo este reparto se llevó cerca de 200 mil pesos por las cuotas que entregaron”, indicaron.

Este tema ha divido a la población del lugar ya que los beneficiados están apoyando la acción del comisariado, pero el resto de la población del ejido está inconforme, lo que podría derivar en una confrontación. (Fuente: Reporte Ciudadano. Foto: El Árbol de Ocote)