Segunda ola de COVID-19 afecta principales ciudades de Europa

España.- La segunda ola de la pandemia de COVID-19 está afectando principalmente en Europa a los grandes centros urbanos; como medida para frenar su expansión las autoridades recurrieron a la limitación de la vida social y a la actividad nocturna.

Este es el panorama en algunas de las mayores ciudades del continente.

Ya a principios de esta semana, el pasado martes, París se convirtió en una ciudad sin bares, ni cafés abiertos y el sábado había ocho ciudades francesas en la misma situación.

París, Marsella, Aix-en-Provence y Guadalupe (Antillas), Lyon, Lille, Grenoble y Saint-Etienne, se encuentran ya en situación de “alerta máxima”. Se impuso el cierre de cafés y bares y se permitió abrir restaurantes a condición de respetar un protocolo sanitario más estricto: un máximo de seis personas por mesa, al menos un metro entre los grupos y obligatoriedad de anotar nombre y teléfono de los clientes para alertarlos en caso de contagio.

Toulouse y Montpellier pronto se podrían sumar a esa lista si sus indicadores de contagio no mejoran.

La alerta máxima se declara en Francia cuando la tasa de incidencia acumulada en los últimos siete días supera los 250 positivos por cada 100 mil habitantes entre la población en general y los cien casos entre las personas mayores, así como cuando al menos el 30 por ciento de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) están ocupadas por pacientes de COVID-19.

“La situación sanitaria sigue degradándose en Francia. Sucede lo mismo en muchos países vecinos”, advirtió esta semana el ministro francés de Sanidad, Olivier Veran.

Este domingo volvió a tocar el tema y aseguró: “Finalmente y sobre todo. Imaginemos que hay 50 mil camas de cuidados intensivos en Francia. ¿Dejaríamos que el virus se propagara? ¡No! Durante la primera ola, hubo cerca de 30 mil muertes. Estadísticamente, cuanto más graves son las formas, más muertes hay”.

Solo el viernes se registraron en Francia 20 mil contagios -un récord de positivos, frente a los cerca de 18 mil de los dos días anteriores,- que elevaron a 691 mil 977 el número de casos desde el inicio de la epidemia, a la que se le atribuyen 32 mil 630 muertes en este país.