Estoy en paz, dice cura ante orden de aprehensión

– “Si llegase a concretarse la detención, lo viviré desde el espíritu del Evangelio”, afirmó Marcelo Pérez, a quien se le acusa de la desaparición de 19 personas en Pantelhó –

“Estoy tranquilo, sigo con mis actividades normales y si llegase a concretarse la detención, lo viviré desde el espíritu del Evangelio”, afirmó el sacerdote tzotzil Marcelo Pérez Pérez.

El clérigo dijo lo anterior después de enterarse que la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó a un juez librar una orden de aprehensión en su contra por el caso de 19 pobladores de Pantelhó que fueron retenidos el 26 de julio de 2021, y continúan desaparecidos, presuntamente por el autoproclamado grupo de autodefensas del pueblo “El Machete”.

En un mensaje enviado al cardenal y exobispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, Pérez expresó que su corazón está muy en paz “porque no he hecho nada mal”.

El religioso dijo además que el obispo de San Cristóbal de las Casas, Rodrigo Aguilar Martínez, “lo sabe; ayer platicamos que los que somos servidores diocesanos y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) están muy al pendiente”.  

En su mensaje destacó que su familia está muy tranquila, no obstante que la noticia se ha viralizado; “mi familia ha tomado esta situación desde la fe, reflexiono y me confortan mucho las bienaventuranzas”, asentó.

Marcelo, originario del municipio tzotzil de San Andrés Larráinzar en los altos de Chiapas, fue mediador en el conflicto de Pantelhó agudizado tras los comicios de junio de 2021, por la irrupción de “El Machete”.

Familiares de los desaparecidos, 21 según ellos y 19 de acuerdo con la Fiscalía Estatal, responsabilizan a “El Machete” de la retención.

Los consanguíneos señalan públicamente a Pérez de la retención y desaparición de los pobladores, a quienes “El Machete” acusó de sicarios.  

Sobre las acusaciones, el presbítero estableció que “por acompañar” al pueblo de Pantelhó, los familiares de los detenidos del 26 de julio 2021, “me han imputado como responsable”.

La Fiscalía, subrayó, le ha pedido al juzgado que gire orden de aprehensión en contra de cuatro personas: Marcelo Pérez Pérez, Pedro Cortés López, Diego Mendoza Cruz y Antonio Jiménez Cortez.

Calificó como “injusta” la aprehensión de Pedro Cortés y Diego Mendoza, actualmente recluidos en el penal El Amate desde el pasado 21 de junio. Ambos fungían como presidente y primer regidor del concejo municipal de Pantelhó.

El cura Pérez actualmente párroco del templo de Guadalupe en San Cristóbal de las Casas tiene desde hace seis años medidas cautelares emitidas por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, derivadas de amenazas de muerte cuando fue párroco de Simojovel, donde encabezó un movimiento en contra de caciques locales, consumo de alcohol y de drogas. (Fuente: El Universal)

error: Alert: Content is protected !!