El Camino de Santiago, una alternativa en vacaciones