Mezclar turismo de negocios y placer, lo preferido entre Millennials