Aldama y Chenalhó buscan finiquitar diferencias