La encantadora Lilly estuvo de manteles largos